La Potestad De Ser Hijos De Dios

“Más a todos los que le recibieron, dioles potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre” (Juan 1:12).

El hecho de ser hijos y socios de Dios, trae ciertas relaciones. El cristiano tiene una relación peculiar con Cristo Jesús. Cristo es el hermano mayor de cada hijo de Dios. Él es el Salvador de su alma, el Señor de su vida y su mejor amigo. El más cercano y querido compañerismo existe entre los dos. La presencia del Señor Jesucristo es prometida (Mateo 28:20), su poder es dado, y su guía garantizada. Todo lo que el cristiano necesita es suyo por el hecho de pedirlo. Fructífera vida, testimonios efectivos, muerte en Paz, son los resultados de esta relación entre Cristo y el cristiano.

Tener relación correcta con Cristo significa tener relación correcta con otros hombres. Esto es enseñado claramente en el Nuevo Testamento. El seguidor de Cristo debe amar a su prójimo como a sí mismo, buscar el bien de su vecino y llevar sus cargas; regocijarse con los que lloran. Juan el apóstol puso esta prueba de verdadera cristiandad a los cristianos del primer siglo: “Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, está en muerte” (1 Juan 3:14).

Tener relación correcta con Cristo significa también que el cristiano tiene una relación peculiar consigo mismo. Se da cuenta de que no pertenece a el mismo sino que pertenece a Dios; es un creyente y un seguidor de Cristo; vive para amar y ayudar a otros. Este sentimiento dignifica la vida y da importancia a todo cuanto el cristiano hace. Su meta y aspiraciones es “glorificar a Dios”. Por tanto la vida en todas sus relaciones, es algo sagrado que se le ha confiado al cristiano.

Dios te bendiga.

Dr. Alfonso Díaz
Ministerio Creando Conciencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *